jueves, 3 de marzo de 2011

Un destino marcado

6 comentarios:

  1. Hay muchos que, lamentablemente, no pueden decidir su destino. Otros lo hacen por ellos.

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. pues el jugador no está tan mal... imagínate que la vara la tuviese metida por el culo... no?

    ResponderEliminar
  3. Javier, lo peor es no darse cuenta.

    Un saludillo.

    ResponderEliminar
  4. Algarrobo, ésa es la actitud, hay que ser positivo en esta vida! :D

    ResponderEliminar