lunes, 11 de junio de 2012

Barril sin fondos

6 comentarios:

  1. De eso se trata, de confundirnos.

    Un abrazo chico !!.

    ResponderEliminar
  2. Celso, qué? como? jejej

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Todo depende del color del cristal con que se mire... y de los que interpretamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Javier, un cristal algo oscuro de momento :(

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja muy bueno, pero la verdad que con tantas cosas tan feas, mejor dejarse llevar por esas malas pretenciones de confundirnos que el ver la realidad cual fea es :(

    ResponderEliminar
  6. Gabriel, un poco de evasión ayuda de vez en cuando, es verdad :)

    ResponderEliminar