miércoles, 15 de febrero de 2012

Un problema menos

16 comentarios:

Celso de Ourense dijo...

Si se pudiera hacer eso quedaria poca gente en el planeta.

Un abrazo chico !!.

José Ramón dijo...

Jajaja muy bueno.
Saludos desde Abstracción textos y Reflexión.

Gabriel Cruz dijo...

jejejeje y bueno, que ahora habrá que aplicarlo al resto del mundo jejejeje habría que hacer accesos directos al centro de la tierra jejejeje :D

xurxo dijo...

Celso, y muy malvada jejej

Un abrazo :)

xurxo dijo...

José Ramón, gracias por tu visita :)

xurxo dijo...

Gabriel, allí nos encontraremos pues :)

Javier dijo...

Ese botón es muy peligroso para estar en manos de... bueno, de cualquiera.

Un abrazo

xurxo dijo...

Javier, no sabemos quiénes somos hasta que tenemos poder...

Un abrazo.

SOLO DE INTERES dijo...

jeje, haber a quien le toca el boton, abrazos

xurxo dijo...

Regina, la vida es una tómbola :D

Un abrazo.

ANRAFERA dijo...

ja,ja,ja...muy bueno!
...lo que hace el simple hecho de pulsar un botón o tecla!
Saludos.
Ramón

xurxo dijo...

Ramón, desapareces para siempre :(

Un saludín.

New Algarrobo dijo...

jo macho, este lo ha clavado! a ver si te da una idea nueva!
http://www.elproximotonto.com/2012/02/y-dios-creo-los-tontos.html

CC dijo...

¿Qué ocurre en la mente de aquellos que son catapultados por el poder hasta sus más altas instancias que una vez en él pierden su dimensión humana? Son inmunes al sufrimiento de millones de personas que padecen hambre, enfermedades endémicas o que son víctimas de guerras enquistadas en algún recóndito estado del Tercer Mundo. No conciben a los más indefensos como a sus congéneres sino como lastres que limitan el discurso de sus previsiones económicas.
El poder no sólo corrompe sino que, además, inhumaniza.
Un abrazo tinerfeño
CC

xurxo dijo...

Algarrobo, muy bueno! Tiempo sin verte, pasa más seguido amigo :)

xurxo dijo...

CC, el poder insensibiliza o buscan el poder porque son insensibles? Es como lo del huevo y la gallina, un tema para hablar hasta la madrugada, tú lo planteas muy claro en tu reflexión.

Un abrazo.