viernes, 21 de octubre de 2011

¿Cuándo cambiarán las cosas?

11 comentarios:

Memiliano dijo...

Jajaja excelente!!
Hay que tener cuidado con lo que se desea =P

Un abrazo!

xurxo dijo...

Memiliano, a veces no sabemos lo bien que estamos jejej.

Un abrazo.

Javier dijo...

A veces es mejor aquello de "virgencita, virgencita que me quede como estoy".

Un abrazo

xurxo dijo...

Javier, la sabiduría de la abuela! me recordaste aquello de "la suerte de la fea, la linda la desea" :)

Un abrazo.

CC dijo...

Muy ácida tu viñeta de hoy. No hay que temerle tanto a los cambios sobre todo si han sido madurados pensando en un futuro mejor. Otra cuestión es cuando la vida se emplea en torcernos nuestro camino y entonces terminamos peor de lo que ya estábamos.
Debemos pensar que una rutina vacía, mecánica y sistemática puede llegar a ser muy demoledora porque anula los ánimos de las personas. Los cambios nos obligan a reformular nuestra manera de ser y de contemplar la vida. A veces esa nueva situación puede jugar en nuestra contra y hacer menguar nuestras capacidades materiales. Creo que vas por ahí cuando haces que la "T" de la viñeta caiga como una losa sobre el protagonista. En cualquier caso el mensaje debería ser el de estar preparados para sacarle jugo a cualquier situación por difícil que se nos presente y asumir los riesgos de nuestras decisiones.
Un abrazo tinerfeño
CC

Gabriel Cruz dijo...

Uy, y si se pensaba que no podría haber algo peor que ello, ahí esta la respuesta contundente :P

Felipe dijo...

Necesitamos un cambio pero no el que parece avecinarse y que tú tan bien expresas en tu viñeta

Saludos

xurxo dijo...

CC, un análisis más que acertado.

Un abrazo.

xurxo dijo...

Gabriel, el pobre hombre añora su rutina :)

xurxo dijo...

Felipe, se huele un cambio pero no nos gustará :/

Un abrazo.

desayunos a domicilio dijo...

Esta claro, da miedo pedir un cambio cuando este puede ir a peor....
A todos nos gustan los cambios buenos, pero cuando nos van a peor...