lunes, 18 de enero de 2010

¿Es bueno parecerse a alguien famoso?


El Congreso da su apoyo a Llamazares por el montaje del FBI  La Cámara exige disculpas al parlamentario y pide a EE.UU  seguir leyendo

Parecer no es ser, dice el dicho, pero si una persona desconocida se parece a Brad Pitt o a David Beckham recibe de rebote algo de brillo gracias a esa similitud aunque esta sea nimia. Y bueh! es la vida, es justo que la suerte sea así, al que le toca, le toca.
Ahora, estigmatizar a alguien por ser el "doppelganger" de cualquier loco que se haga famoso de la noche a la mañana, me parece menos justo, por no decir una soberana hijeputez.
Es muy triste ver como este señor Llamazares recibe la acusación de moro como si se tratara de un delito, eso mis queridos amigos se llama lisa y llanamente racismo.
Como final les ruego tengan presente este probervio de la sabiduría popular: "Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar"

1 comentarios:

Gert Forsström dijo...

Hola a todos!

Saddam Hussein tenía muchos "doppelgänger". Y he tenido uno también. A veces divertido, a veces no.
Si quieren saber un poco de Suecia en español visiten: http://turbeng.wordpress.com/

Bienvenidos! don Gerardo de Suecia